Reglas

Caribbean Stud

El Caribbean Stud es un tipo de poker que se juega contra el crupier y ofrece un jackpot progresivo. Para empezar haces una apuesta inicial en el bote y se reparten cinco cartas, cuatro de ellos boca abajo y una boca arriba. A continuación, puedes elegir entre apostar de nuevo o retirarte. La diferencia si apuestas otra vez, es que la apuesta será el doble de la apuesta inicial. A partir de este punto las cartas se pondrán boca arriba. El crupier tienen que tener por lo menos pareja de ochos o menor para ganar, pero si recibe pareja de sietes o peor, se te devolverá tu apuesta inicial, así como la del crupier. Si consigues una mano mejor que la del crupier, se te devolverá la segunda apuesta (la más grande) que realizaste así como la del crupier. También recibirás un múltiple de tu segunda apuesta, dependiendo del nivel de tus cartas (por ejemplo, trío te daría 3:1 y escalera real te daría 100:1). Además de jugar contra el crupier, también puedes hacer una apuesta adicional en el bote progresivo, pero lo tendrás que hacer antes de que se repartan las cartas. Los premios pueden llegar a ser enormes en el jackpot progresivo. Normalmente, necesitarás ligar color o algo mejor para ganar parte de él (con escalera real te llevarás el bote entero). Existe un elemento de habilidad para jugar contra el crupier, sin embargo, el aspecto del jackpot progresivo es puro azar. Asegúrate que entiendes la clasificación de las manos antes de empezar a jugar con dinero real, así como, visitar nuestros análisis de los casinos de jackpots.

Mejores 10 Casinos